Entrevista a nuestra Recursos Humanos: Lydia

RESPONSABLE DE RECURSOS HUMANOS EN AEGEE-VALLADOLID: LYDIA MARTÍN

  • Nombre

Lydia.

  • Cuando empezaste en AEGEELydia Martin

En diciembre de 2017, en el LTC de nuestra antenna. La verdad que me animé a apuntarme porque me pareció un grupo de gente bastante simpática, pero en solo dos días me quedé con muy poco de todo lo que AEGEE abarca, así que tenía que quedarme a descubrir todo lo que me faltaba por ver

  • Experiencia

A partir de ese LTC me fui metiendo poco a poco en AEGEE, asistiendo a alguna quedada local con los socios para tantear el terreno. Pero en abril de 2018 ya empecé a ser partícipe a nivel de eventos, siendo uno de ellos el Ágora de Cracovia como visitor, y ahí fue donde me di cuenta de todo lo que me gusta lo que se hace en AEGEE y la gente que está involucrada en ello. Aportaba mi granito de arena en lo que podía, como en la campaña de captación de socios para las Summer Universities. De cara al verano asistí a un par de eventos temáticos y fui helper en nuestra TSU en colaboración con otras dos antennae. En septiembre, aparte de un evento formativo-lúdico, entré a formar parte de la junta ocupando el puesto de recursos humanos. Un mes después asistí al Ágora de Istanbul como delegate, fui a un NWM, al LTC de Burgos, y fui main organizer del LTC de nuestra antenna. De cara al 2019, he sido incoming responsible en nuestra SUPS de febrero, asistí a un par de eventos de antennae vecinas, y actualmente estoy organizando nuestro SSC junto con un gran equipo y la campaña de socios para las Summer Universities junto con la local activities. Este verano caerá mi primera Summer University como participante y muchos eventos que están por venir.

  • ¿Por qué te apuntaste?

Yo llevaba poco tiempo viviendo en Valladolid, la verdad es que no había salido mucho y apenas conocía a gente para hacer cosas (me aburría soberanamente). Cuando una amiga me dijo que estaba en una asociación donde aprenden haciendo un montón de cosas, visitan países y no están nunca quietos, pensé que tenía que meterme de cabeza. Sin duda encontré AEGEE en el momento que más lo necesitaba, y así de bien me vino, que no consigo dejar de ir a eventos ni desengancharme de esta gente

  • ¿Qué ha cambiado en tu vida desde que estás en AEGEE o a qué te ha ayudado?

Ha cambiado bastante la verdad… Cada evento que he vivido y cada persona que me ha aportado algo me ha hecho crecer, madurar y replantearme la manera en la que veo ciertas cosas. Pero el hecho de tener esa ilusión de que algo se está preparando en cualquier parte de Europa y que yo tenga la posibilidad de asistir, me hace sentir mucho más afortunada a como me sentía antes, y más feliz porque poco a poco voy desarrollando un sentimiento de pertenencia más fuerte. También es porque voy entendiendo más cosas sobre AEGEE y otros temas de interés que no me enseñan en ninguna clase magistral, simplemente eso te lo llevas como experiencias personales que a mí por ejemplo me hacían falta. Me ha ayudado a comprometerme con una causa que de verdad me apasiona y que quiero todo el bien posible para ella, he aprendido a saber encontrar mis límites, y a la vez demostrándome a mí misma de lo que soy capaz. Y sobre todo, me ha ayudado a ver a las personas con otros ojos, de manera más abierta (dado que me he expuesto a situaciones que antes podían parecerme una barbaridad porque no solía encontrarme con ellas, pero que después de saber que han sido desde el respeto y en un ambiente entre amigos sin hacer ningún daño, lo he normalizado mucho más)

  • Dato curioso o algo increíble que te haya pasado.

Datos curiosos en los eventos desde que te levantas hasta que te acuestas.. Pero las mejores anécdotas sin duda se quedan en los países que visitamos, donde ahí tenemos que estar más alerta de todo pero al segundo día ya se nos olvida y vamos como locos a todos los sitios. Todo acaba siendo muy random, empiezas la tarde haciendo un city tour tan tranquilo con tu grupo de amigos de confianza y acabas la noche yéndote de fiesta con alemanes, polacos, italianos… Y luego como no encuentras a los amigos con los que venías te acaban cuidando un grupo de italianas hasta que los encuentras.

Lo mejor fue viajar a un Ágora en clase Business por error. La cosa es que me cambiaban la fecha de los vuelos como a la aerolínea le daba la gana porque ya no quedaban asientos en clase turista, pero al final por insistencia conseguí quedarme. Lo malo: que fue solo hasta la escala… Donde me mandaron a clase turista y ya de paso abrir la maleta y ponerme toda la ropa posible para entrar al avión porque mi maleta excedía el peso. Total, que entré con pantalones de deporte y encima unos militares, tres camisetas de AEGEE puestas, sudadera a la cintura y una americana puesta. Ah, y facturar una maleta de mano, donde tuvimos que juntar la ropa de tres maletas en una. Todo maravilloso xD

Pero si no vivo esas cosas con AEGEE.. ¿Con quien las vivo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *